Festival Internacional de Poesía de Medellín


Julio 8-15, 2017

POETAS INVITADOS

María Isabel García Mayorca (Colombia, 1947)

El cosmo poético en la construcción de la paz y la reconciliación



De todos he sabido que el poeta es el oráculo de su tiempo. Devela lo que aparentemente  solo pertenece a la cotidianidad y lo convierte en hecho histórico a través de la palabra.

La realidad cincela la palabra y a su vez la palabra cincela a la realidad, creando códigos estéticos que llaman a visualizar a iluminar en la exploración de un camino que permita crear un conjuro contra la muerte. La palabra se hace entonces retadora, osada, se hace conciencia a partir de la libertad, que no es otra instancia que rebelarse frente al mundo sin chantajes. Es la libertad que se hace escritura, denuncia, propuesta demostrando que el poeta, el artista es un lente que referencia el paso ético por el universo que le ha tocado vivir. Ejemplo claro de esto lo apreciamos cundo los trabajadores de Paris se toman el poder y establecen la Comuna y escritores como Verlaine, Rimbaud, Mallarmé, Zola, y otros, al igual que muchos pintores se alinearon a la causa con una participación activa y militante, en este mismo contexto nos allegamos a Eugéne Pottier, creador del himno de todos los trabajadores del mundo, La Internacional.  Y en la Revolución de Octubre encontramos  a Maiakovski y otros creadores, quienes entendieron la necesidad de una estética nueva para expresar la dimensión de lo que se estaba viviendo. Sin ir más lejos en nuestro país han sido muchas las voces de poetas y artistas en general que han alzado su pluma ante la injusticia, la discriminación, el sexismo, el racismo, la lucha por una sociedad más justa y equitativa  y todas las manifestaciones oscurantistas de la clase dominante.

En este momento, nos encontramos con hechos históricos relevantes, la firma de un trato de paz entre las FARC, fuerza insurgente nacida de lo más hondo de nuestras raíces, y el estado colombiano. Esperamos que este último cumpla con lo pactado en La Habana. Las FARC, desea continuar la lucha por un nuevo país justo y equitativo de manera legal. Las Farc, hasta ahora han cumplido con lo pactado y el gobierno colombiano avanza en este sentido con pasos de tortuga en el cumplimiento de los acuerdos. Nos corresponde a los poetas y a los artistas en general estar atentos de este proceso que se ha iniciado para la construcción de una cultura de la no violencia.

Situado en este contexto, ubico el quehacer del artista, y en especial del poeta, en la construcción de una cultura para la paz en contraposición de una cultura para la guerra, incentivada por los medios masivos de comunicación: el cine, la televisión, los noticieros, los videos juego, la música, los programas de entretenimiento, etc. Herramienta utilizada con el manifiesto interés de dominar al ser desde los cognitivo y lo afectivo. Arma que se inscribe en el marco de una guerra no convencional que arremete contra los modos de vida, las percepciones de la realidad, los sueños, las costumbres, los gustos, el concepto de felicidad, de belleza y de ser y  todo lo relacionado con la cotidianidad buscando de esta manera homogenizar la cultura a la manera estadounidense en deterioro de nuestros propios imaginarios, gestores de nuestra espiritualidad e imponernos como valores la adquisición de  mercancías y por tanto eres exitoso si las tienes, confundiendo el ser con el tener, premisa de la ideología dominante.

Como poeta y pedagoga pienso que debemos comprometernos en la construcción de una conciencia social que le ponga tajo al consumismo enfebrecido, al individualismo, a la manipulación de los gustos, de los valores, a una educación reproductora de la ideología dominante y dominadora de la conciencia humana, a una educación a través de la escuela y de los medios masivos de comunicación, reproductora de la lógica del saqueo de nuestros recursos naturales.

A través de mis talleres de liberación de la creatividad, para niños y jóvenes hago especial énfasis en el desarrollo de una imaginación creativa y liberadora tendiente a defender nuestros valores, nuestros recursos tanto humanos como ecológicos. En estos talleres consideramos el diálogo como método que abre espacios a la pluralidad y la interacción para despejar esas zonas oscuras dadas desde la ideología del poder, y con el solo objetivo de hallar un camino que nos ilumine en la búsqueda de una paz con justicia social.

Uno de los temas que más nos apasiona, en el desarrollo del taller es la defensa, a través de la palabra poética y narrativa,  de nuestros recursos naturales y del cuidado del medio ambiente. Reflexionamos desde lo local, lo regional y lo nacional, el papel de las transnacionales en la explotación, entre otros, del oro, el petróleo, el carbón, etc.  y la alteración de los ecosistemas con  prácticas que contaminan y destruyen. Este es el caso de Monsanto y la imposición en América Latina de las semillas transgénicas, práctica agrícola que afecta no solamente la salud de los consumidores sino también nuestras semillas convencionales, nativas y orgánicas.

 Nos interesa que los jóvenes y niños conozcan las diversas especias de la flora y la fauna, a partir de una exploración consciente y para que a partir de este conocimiento, construyan nuevos conocimientos desarrollando una conciencia ampliada de lo que somos, de lo que tenemos y cómo debemos defenderlos. Nuestra realidad cultural, natural, política y social está llena de símbolos, símbolos emancipadores desde lo ético-moral que debemos recuperar desestabilizando lo que se ha instaurado como verdadero con el único ánimo de fortalecer la cultura de la guerra. Como dije anteriormente a la cultura de la guerra contrapondremos la cultura de la paz creando espacios donde la poesía como constructora de un tejido social, instaure, como siempre, el reino de la vida.

También nos corresponde aunar esfuerzos y exigencias para que el Estado realce la importancia del movimiento cultural aportando herramientas en el ámbito social, cultural y económico que permita implementar un trabajo continuo y permanente  que contribuya a despertar en las comunidades el amor por la belleza, entendida esta como justicia social y a desarrollar una sensibilidad humana y estética que permita recrearnos en un ambiente participativo donde seamos coprotagonistas en el surgimiento de un nuevo acontecer.


*

María Isabel García Mayorca Oriunda de Guamal (Magdalena). Realizó estudios de Periodismo y Pedagogía. Ganadora del Concurso Nacional Contrababel- La poesía en los oficios- Casa de Poesía Silva, Bogotá.

Asistió como invitada al XVIII Festival Internacional de Poesía de Medellín. Invitada por la Universidad de Colima en México. Hizo lectura de su poesía, además, en el Archivo Histórico del Municipio de Colima en el 2013. Ha publicado Todo Abril y lo que va de Mayo (Ediciones San Librario, Bogotá, 2010 y Viaje entre Relámpagos (Ediciones Isla de Libros, Bogotá, 2017) Sus poemas han sido publicados en periódicos y revistas nacionales e internacionales. Poemas suyos figuran en el libro Marejada, Antología de Mujeres Poetas del Magdalena, selección del poeta Hernán Vargascarreño (Gobernación del Magdalena, Santa Marta, Colombia 2014). Palabra en Territorio, Antología de Poesía y Cuento. Antologista: William Fortick Palencia.

Antología de poemas del Festival Internacional de Poesía de Medellín

Publicado el 24 de mayo de 2017

Mapa del Sitio
Gulliver: