Festival Internacional de Poesía de Medellín


Julio 8-15, 2017

POETAS INVITADOS

Fahredin Shehu (Kosovo, 1972)


El papel de la poesía en la construcción de paz y reconciliación



Por Fahredin Shehu
Especial para Prometeo
Traducción de Nelson Ríos

Cultivando la poesía por más de 30 años, y siendo descendiente de una familia poética en los últimos 440 años, he pasado por muchos cambios y agitaciones en mi vida.

La última guerra en Kosovo en 1999, fue la experiencia más difícil que uno pueda sobrevivir. A pesar de esto, la poesía nunca me dejó abandonar su morada y me mantuvo confortable en su receso.

En 2005, por primera vez fui al Festival Internacional de Poesía en Sarajevo, Bosnia, donde conocí a muchos increíbles poetas de la antigua Yugoslavia. Conocí también poetas serbios de Bosnia y Serbia, con quienes teníamos mucho que discutir. Era la poesía la que nos unía y disminuía las brechas entre nosotros.

Después, en 2014, fui a lanzar mi libro “La pluma”, publicado en serbio por Arhipelag Publishing House. Fui a leer mis poemas en albanés y también en serbio, rompiendo así el muro del silencio y creé un tiempo de reconciliación. Todo tributo va hacia la señora Vida Ognjenovic, quien fue embajadora de Serbia en Copenhague y Presidente del Pen en Serbia, y al señor Gojko Bozovic, el editor. Sin duda, no fue fácil obtener el coraje para ir allá, dado que yo había tenido la peor experiencia de la guerra. Muchos de mis amigos murieron en Kosovo, y solíamos vivir bajo el régimen de apartheid de Slobodan Milosevic, antes de que Kosovo obtuviera su independencia, y ésta fuera reconocida por 114 países del mundo.

Debido a mis viajes a festivales internacionales de poesía, gané experiencia y llegué a un mejor darme cuenta del rol de la poesía en construir puentes entre las naciones, y en reunir gente de todos los rincones del mundo. Así, en 2014, fui premiado con una Medalla de Oro en Poesía como Puente entre Naciones, por Axlepin Publishing, en Filipinas.

Después de tantas cosas sucedidas, un grupo de personas se aproximó a mí aquí en Kosovo, para iniciar el festival internacional de poesía. E inmediatamente me sucedió tener la brillante idea de realizar el festival durante la cosecha de uva. Entonces nuestro festival es Poesía y Vino, el cual tiene como criterio clave que ninguno de los autores invitados en un año, serán los participantes al año siguiente, y otro criterio es un poeta por país. Esto nos ayudó a tener más países de diferente raza, color, género, afinidad, hablando sinceramente los poetas de todos los continentes. La atmósfera fraternal creada en tales reuniones, es todo gracias a la poesía y a los amantes de la poesía. No hay mejor catalizador que la poesía y el vino para lograr que la gente se reconcilie y comparta comida, vino, poesía, experiencias de la vida, etc. Un poeta serbio con un poeta kosovar, un palestino con un israelí, un macedonio con un griego, etc. Todos sentados alrededor de la misma mesa, leyendo juntos y trayendo a casa su increíble experiencia.

Prishtina, Kosovo, marzo 2017

*

 

Foto del autor


Tengo tiempo


… para las lecciones que he aprendido,
Severas como heridas del alma
Nunca sanadas por remedio conocido
Ni felicidad, sonrisa o beso.
Sólo el AMOR no deja sombra

Porque tengo tiempo de escuchar
El grito del huérfano
Y las sonrisas en el jardín de niños

Tengo tiempo de fijar
El polen del girasol
Sobre mis pestañas y
Correr sobre un dorado campo de trigo.

Tengo tiempo de fijar esquirlas
Y de disfrutar el aroma de pequeñas flores de uva,
De correr por los viñedos
De mi infancia distante

Tengo tiempo de contar las estrellas
Como lo hacía de joven y
enumeraba las estrellas más grandes,
mostraban sus pezones en mis manos

Tengo tiempo de agarrar dos arcoíris
Y de amarrarlos en un nudo de navegante
Arriba sobre el pico de la montaña

Tengo tiempo para los capullos del cerezo
En el jardín de ella y de esperar
Las frutas apasionadas, mucho antes que
El calor de agosto, mientras
Enfriamos la sandía en
Una fluida quebrada de deseos

Tengo tiempo de escuchar
Los susurros eróticos de ruiseñores
Y las espléndidas melodías
Que entregan al éter

Tengo tiempo de añejar el ya viejo vino
Y de hacer vinagre para sanar
Y de secar el mejor queso de Kosovo
Desde las más altas montañas Shar

Tengo tiempo de recolectar pétalos
Rojos, rosados y amarillos del
Jardín de mi abuela
Y de preparar una mermelada que alegre el día

Tengo tiempo de visitar al enfermo
Y de sanar el moretón del
Tobillo de mi hijo mimado
¿Quién corre tras mariposas azules?
En el ocaso de la tardía primavera

Tengo tiempo de peinar y perfumar
Los largos cabellos de mi hija
Con aceite de lavanda y de
Contar sus dientes como perlas de las
Profundidades del gran océano

Tengo tiempo de recoger corales rojos
Para hacerle un collar a mi amada esposa
Y de algas
Diseñar un vestido bien bordado con
Mi máximo amor

Tengo tiempo de sufrir por los hambrientos,
Un estómago en algún lugar lejos de mis
Cultivos abundantes,
Y de entregárselos, lejos,

Tengo tiempo de poner miel sobre el corazón con forma
De hojas de plátano
Para sanar las quemaduras del traicionado
Y de leer y responder a lejanos amigos de Facebook
Que saludan mi cumpleaños

Tengo tiempo de contemplar
El Koan más difícil
Y de acordarme de ese ser-Yo
Enseñado por Gurdijjeff

Tengo tiempo de observar la Luna escalar
Sobre la colina y de saber que no
Se parte en dos sólo por
Mi pestaña rota

Tengo tiempo para amar, amar, amar…
Sólo porque amo y
Que nada quede sobrando,
Nada sino amor, del que uno no pueda arrepentirse


Suave mortificación


Pilas de huesos de hombres y luego… removidos desde agujeros ocultos profundo
en la tierra, piedras y cenizas con sudor de esclavos, que crees no tenemos hoy.
Mi cabello canoso y mi visión reducida. Sofocada por imágenes bizarras
creadas a lo largo del mundo y más allá.  ¿Quién dijo y quién nos había prometido siempre bajar a tierra y disfrutar nuestras vacaciones? Porque la vida nos exige más que lo que uno puede ver,  más que lo que uno puede sentir, más que lo que uno puede pronunciar la primera palabra del primer lenguaje, aquel del Silencio.

Hay otra alma evaporándose sobre la cubierta y en la orilla la brisa sopla
aromas de su apestoso sudor. Ellos observan mientras esperan en fila su turno
en la entrada de la muerte. Aquel Portón que generosamente espera a tantos… un camino para tantos huéspedes hacia su retiro. Hay un vasto espacio más allá del dichoso conocimiento y campanas suenan bajo el tejado del máximo Cielo.
Lo ves. Incluso la Muerte es diferente, no sólo el Destino, no sólo la Alegría, no sólo la Sonrisa ininterrumpida- Ella, que demuele todo odio. Incluso el Amor es diferente

en el proceso de tu suave mortificación.
Entonces pregúntame dónde está la Libertad, dónde el hueso de turquesa del Destino y los días como minerales baratos apabullando la Vida tomada como semillas de maíz por gallinas  y un gallo con voz chirriante que los llama y no les permite ni un grano siquiera.

…Y las flores se congelan por la nieve de finales de abril, esta Primavera nos ha
traicionado a todos, ácidas son las fresas, piensas que comes cerezas.

…y qué más piensas que haremos cuando el sol queme tu sombra
hasta que esta desaparece.

¿Quién dijo que tienes el derecho a llamarme Vida, cuando realmente soy sólo
una Suave Mortificación?


Algunas horas después de oscurecer


Tres horas después de oscurecer, una extraña voz, la vida, había sonado.
Nací al amor mientras sonreía como un imbécil mundano     
tras cada florecer del tilo en la tardía primavera de 2014.
La gente solía hablar sobrecargada con el peso de la ciudad,
desolada por el joven asesinado que dejó
a una señorita embarazada, de una niña.
La madre llora y también el esposo ¿quién los representará
en la asamblea de los Hombres? ¿Quién será la voz de la justicia,
cuando esta noche Justicia sea violada sin piedad y el rey
en luto profundo desde adentro, recluido, lama
sus heridas como un viejo León?  Alguno dice que reúne fuerzas
para el último rugido; otro, que cae en un sueño sin retorno.
¿Qué puedo decir… qué puedo? ¿Quién, de nuevo disfrutó la
Vida por quién sabe cuántos años de hombre? Leyendo en el corredor,
escribiendo oraciones como infusiones del alma, como
uvas negras recién recogidas y vid para beber, mientras
la mejilla derecha es iluminada por la luna en el último viernes de junio de 2014,
abrazado por los sonidos de mágicos instrumentos del Oriente
Santur, Laúd y Ney, mezclados con las chirriantes voces
de los saltamontes.


Matrimonio


Laguna de perlas diminutas
Tan vasta como el Atlántico y
Pesadas hojas de palma
Cantando la oculta melodía del viento.
Encuentro una cónica concha de vacío
Haciendo eco de tu nombre

Aún cargo en mi mente
Tu ofrecimiento de cosecha celestial
Y el coral rojo de tu collar
Alumbrando la sangre cristalizada.
El cabello, un ébano líquido y
El vestido de alga esmeralda

Empecé a extrañar una palabra y
La pluma del pavo real,
Escribo sobre el Amor; sólo
Desaparecido en la oscuridad
Del agujero celoso

El olor a yodo por todas partes
Evapora sal del Océano de mi Alma
Propaga deseos, caprichos, anhelos y
Pertenencias en un aire de tu cielo

Aún recuerdo una paloma blanca y a
Un pelícano dorado morder
Mi carne y alimentar a su cría

Aún espero que el águila de alas extendidas
Traiga el círculo de gota de nieve
Desde la Tierra Media para
Nuestra boda, y el colibrí
Cante en silencio el arrepentimiento
De mi lirio de agua

Mis labios están secos; y mi Alma sedienta,
Sofía vino a besar tus Pistilos
Pese a la envidia del diablo
permanezco poderoso como el agua
ignoro a todos aquellos que no pueden sentir pero
Reflexiono en su lugar sobre mis palabras, y
Nunca obtengo una pista
Ven y encuentra mi anhelo; ¿Quién
exige sólo
Rendición?
Puedes ver allí el florecimiento del
Misterio sagrado mientras
Al unísono hacemos del Tantra
Una realidad; la sacra boda
Miraj; una realidad
Ya que fuimos a través de cielo e infierno
Para ya no tener miedo.

Atravesamos: Conocimiento, Destino y Amor
Juntos más allá de Eternidad y sus moradas

Fuertemente anudados al
Cordón de Oro del Cielo

Advertimos que Dios es todo pero
Todo no es Dios

*

*

Fahredin Shehu es poeta, escritor, ensayista e investigador científico independiente en el campo del patrimonio espiritual de la humanidad y la estética sagrada. Nacido en Rahovec, Sureste de Kosovo en 1972, se graduó en Estudios Orientales de la Universidad de Prishtina. Apasionado por la caligrafía, trabaja activamente en descubrir nuevos medios y técnicas para esta forma de arte.

Participó en muchos festivales y conferencias; en el Festival Internacional de Poesía Voces del Mediterráneo, Lodeve, Francia, 2011; en Struga Poetry Eveenings- 50 aniversario, Struga, Macedonia, 2011; en el Festival de Poesía de Nisan, en Maghar, Galilea, Nazareth, Israel, 2012; en el 50 aniversario del PEN de Macedonia y la cooperación regional, Skopie, Macedonia 2013; en el Festival Literario de Malta y en taller en Valletta, Malta 2013; en el Festival de Poesía Maelstrom, en Bruselas, Bélgica, 2016; en el Festival Literario Sapanca, Turquía, 2016; Octubre en Poesía, Décimo aniversario, Cerdeña, Italia, 2016; Sandzako Knjizevni Susreti, Décimo aniversario, Serbia, 2016, etc.

Autor de 16 libros, su poesía ha sido traducida al inglés, alemán, francés, italiano, español, polaco, serbio, croata, bosnio, macedonio, italiano, sueco, turco, árabe, hebreo, rumano, chino-mandarín, maltés, friso, siciliano, y en diversas revistas literarias internacionales y en antologías tales como The World Poets Yearbook 2009, Pekín, China, Poetas del Mundo, Santiago de Chile, Blue Max Magazine, Dublin, Ireland,Tribune de Geneve, Geneve, Switzerland, CHECK POINT POETRY, Le Reti di Dedalus, Italy, Anthology, Alquimia de la Terra, Ann Arbour Review, Michigan, USA, Coldnoon Lityerary Magazine, Jawhalal Nehru University, New Delhi, India, Healing World Anthology, New York, USA, Poetry in Anthology for the Rights of Hazara People, Oslo, Norway.

Editó la antología El mundo sanando la paz mundial - Inner Child Press- E.U. 2014, una antología de poesía contemporánea de Kosovo en lengua turca, 2016. También es autor de la novela, “El panal”- Edición de autor, 2013, estructurada en 8 ángeles a través de 8 ocupaciones humanas como un logro del panal de abejas, haciendo del lector el noveno, refiriéndose al simbolismo del Eneagrama. Explicado por vez primera en lengua albanesa a través de esta novela. Fahredin Shehu is un poeta laureado con Medalla de Oro por la Poesía como un puente entre naciones, Axlepin Publishing, Filipinas, siendo seleccionado entre muchos excelentes poetas del mundo, escritores, fotógrafos y pintores que contribuyeron a hacer del mundo un mejor lugar, 2014. Es fundador y director del Festival Internacional de Poesía y Vino, en Kosovo.

Poems Arte poética

Publicado el 8 de mayo de 2017

Mapa del Sitio
Gulliver: