Festival Internacional de Poesía de Medellín

28º Festival Internacional de Poesía de Medellín
Julio 14 al 21 de 2018

Poesía, chamanismo y cantos originarios
Pensar y soñar desde Nuestra América

Sobre la poesía


Por Negma Coy
Especial para Prometeo

Lo que en este tiempo estamos comunicando por medio de la palabra escrita, nuestros antepasados ya lo han realizado y espero con mucha alegría que las generaciones venideras también le den la importancia a esta hermosa forma de vida.

Todos los seres somos capaces de hacer poesía desde el espacio que ocupamos, desde las acciones que realizamos, desde nuestra forma de vida. Pero solo algunos tomamos la decisión de vivirla con intensidad y convertir los momentos de poesía en versos que llenen una necesidad, una vida, un corazón, para estar en armonía con los seres que nos rodean.

En nuestras culturas el valor de la palabra siempre ha sido de suma importancia. Por esa razón nuestros ancestros nos enseñaron a reunirnos a la orilla del fuego para compartir la palabra, que luego es convertido en canto, en poesía, en historias de vida. Al mismo tiempo recibimos los regalos del corazón del fuego. Nuestros abuelos han dejado plasmado su conocimiento desde hace siglos para que este tiempo continúe su herencia de amor. Ellos son nuestro ejemplo a seguir.

Todos los seres necesitamos de la poesía para vivir y convivir, cada día que pasa, cada tiempo es para que la poesía acaricie nuestras vidas y así tener una oportunidad de seguir creciendo como persona responsable, consiente y sensible a lo que ocurre alrededor de donde nos encontramos. La poesía nos da la posibilidad de poder ser la voz de nuestro interior, la voz de alguien más, de un grupo, de una comunidad, hasta de un país. De ahí que se debe trabajar con mucha responsabilidad y amor.

En este tiempo estamos compartiendo poesía para conectar nuestras energías y que por medio de ella podamos hermanarnos, vernos en el otro para para buscar cambios significativos en una sociedad tan fracturada por diversas situaciones de violencia.

Por otro lado, cuando escribimos poesía automáticamente invocamos a esas energías sobre las que hablamos y nos acompañan para darle vida a lo que escribimos, nunca estamos solos. El poder de la poesía es tan fuerte que logra desatar en nosotros el más profundo sentimiento de miedo, dolor, euforia, denuncia… así como la capacidad de convertirlo en algo bello para sanar y que deje fluir lo entrañable de nuestras vidas. De ahí que un texto es capaz de cambiar nuestra forma de Ser y Estar en un tiempo y espacio determinado.

Soy maya kaqchikel y con mucha alegría he recibido de mis ancestros un gran legado: Arte, ciencia, tecnología, espiritualidad, matemática, costumbres y tradiciones que seguimos aprendiendo y enseñando a los niños y adolescentes para la continuidad y vida de nuestra cultura.

Es importante estar agradecidos con cada cosa que pasa a nuestro alrededor así parezcan muy difíciles e importunos de acuerdo con nuestros planes de vida.

Como artista maya kaqchikel trabajo desde mi comunidad, en el centro de los cuatro bosques guardianes de Comalapa. Para luego llevar el arte al mundo y presentar la esencia de los pueblos mayas que se mantienen con vida luego de tantas luchas, compartir el arte nacido desde el corazón de Chitox – Comalapa.

Mi práctica ha pasado por algunos procesos como pasa todo en la sagrada existencia. Puedo compartir de forma resumida lo que en los últimos años ha llenado mi espíritu.

  • Pinto con oleos desde el año 2000 paisajes y costumbres. Ahora también dibujo y pintos escenas con glifos, nawales, ofrendas, entre otros.
  • Desde niña me involucraron en obras de teatro, es algo que agradezco. Siempre me ha gustado actuar. En este tiempo puedo sanar, compartir, reír, llorar,  denunciar y llevar a muchos lugares la realidad que vivimos en los diferentes lugares de Guatemala.
  • En un tiempo escribí para mí: mis anhelos, decepciones, una especie de oraciones, cantos.  Al amor: creación para amigas, amigos, para los novios de ellos y ellas…

Ahora mis versos nacen desde el corazón del fuego sagrado. Envueltos de  esencia de los ancestros, de su conocimiento como legado invaluable dejado desde hace cientos de años. Sin dejar a un lado que la cotidianidad que debe ser poesía para vivir.

Mis poemas hablan sobre un pueblo digno de admirar por sus luchas de siglos, por su presencia a pesar de tanta discriminación y racismo, del valor de mis raíces y la fuerza con que las abuelas y abuelos han pasado todos los principios y valores de generación en generación.

En mis versos hablo sobre una realidad que a veces no somos capaces de gritar.

De la muerte como transformación, de los golpes en la vida como oportunidad, pero sobre todo la necesidad de reencontrarnos con nosotros mismos por medio de los que hacemos.

No debe faltar la denuncia por medio de nuestros escritos y que seamos la voz de muchos hermanos que han sido callados y desaparecidos…

Sobre todo el amor a cuanto existe, esa savia que nos mantiene vivos.

La poesía me ha dado la oportunidad de encontrarme con personas con el mismo interés de lograr conectar vidas por medio de la poesía y el arte. Soy parte del colectivo Ajtz’ib’ Escritores de Comalapa, con quienes trabajamos talleres de creación poética, círculos de lectura, entre otras actividades con niños, jóvenes y señoritas y con toda persona amante de la literatura, en la comunidad. Trabajar en comunidad es lo que me mantienen en armonía con los demás seres, como lo hicieron nuestros abuelos, lo hacen nuestros padres y lo seguirán haciendo las generaciones venideras.

Finalmente, comparto que me llena de mucho orgullo escribir en mi idioma maya que es el kaqchikel ya que es necesario darle valor a nuestros idiomas originarios, al  mismo tiempo que admiro el trabajo que realizan otros compañeros escritores de Guatemala que trabajan desde su comunidad Kiche’, Q’anjob’al, Mam, tzutujil… que también comparten sus escritos en los dos idiomas. Es importante unir esfuerzos en todo el mundo para darle vida a nuestros idiomas originarios por medio de la literatura, principalmente llevar los poemas a diversos lugares. Me parece interesante que a nivel mundial los poemas se lleven en diferentes idiomas ya que siempre hace falta la palabra del otro.

Actualmente me encuentro inmersa en los proyectos más grandes de mi existencia: El ser madre y llevar al mundo mi cultura por medio del arte, ambos los llevo con amor y responsabilidad. Realizar cada acción con pasión y compromiso es necesario.

Cada vez que se tenga la oportunidad de compartir arte, poesía debe ser para aprender y desaprender, como todos los días de nuestra existencia. Abracemos la poesía y dejémonos abrazar.

Negma Coy artista Maya Kaqchikel de Chixot, nació en Guatemala en 1980. La armonía de su esencia es hacer poesía y escribirla, crear en teatro y escenas plasmadas con pintura. Sus escritos están en kaqchikel, en castellano y con glifos mayas.  La publicación de sus textos ha sido posible por editoriales como: Metáfora Editores de Quetzaltenango, Guatemala, con las antologías Palabras para colgar en los árbolesMemoria del 12 FIPQ 2016, Al centro de la Belleza, Seis poetas guatemaltecas, Memoria del 13 FIPQ 2017. La Jardinera Guarrior – México, con la plaqueta Cultivando Letras.  Progetto 7LUNE Italia, con la plaqueta Luna Calante. Ajtzib’ con la antología Alaxnëq pa taq k’ichelaj – Nacida entre montañas.

Le han publicado los poemarios: XXXK con la editorial La Letra Nómada, en el año 2016. SOY UN BÚHO y LIENZOS DE HERENCIA, con el Proyecto Editorial La Chifurnia, de El Salvador.  A orillas del fuego, con la editorial Casa de Poesía de Costa Rica. Negma Coy se desenvuelve en el medio artístico y académico desde su comunidad. Es integrante de los colectivos Ajtz’ib’ Escritores de Comalapa e IxKot, mujeres kaqchikeles. Ha participado en festivales de arte y poesía a nivel nacional e internacional.

- Lectura y entrevista Palabras de Negma Coy en el canal de Sergio Mita
- Negma Coy, un relato poético para reaprender la cultura maya La Razón Digital, Guatemala.
- Poemas y lectura Festival Internacional de Poesía de Quetzaltenango
- A orillas del fuego, sobre Negma Coy Reseña de Alejandra Solórzano en Casi Literal.
- Comalapa: desde sus diversidades, uniendo sus esfuerzos por un mundo mejor Articulo y video en Asuntos del sur

Publicado el 5 de marzo de 2018

Mapa del Sitio
Gulliver: