Festival Internacional de Poesía de Medellín


El espíritu de la poesía en la construcción de una nueva vida en el mundo




Por Waldina M Medina *
Especial para Prometeo


“Hermanas y hermanos, nos faltan más de 35 mil. Es un México no sólo herido, es un México cercenado. Desaparecer el arte: el arte manifiesta la vida interna de los seres humanos, su relación con esta existencia desde lo más profundo de nosotros mismos, de eso que es invisible a los ojos, y para lo que no existe otro lenguaje. El arte imagina otras realidades posibles y las materializa, es tierra fértil en donde sembrar las semillas de la empatía y la compasión. El arte es el espejo con forma humana donde podemos saber que realmente nunca estamos solos, que siempre hay alguien allá afuera que vive esta experiencia exactamente igual que tú, que el otro soy yo también. Salomón, Marco y Daniel lo saben y están comprometidos con ello…”

Guadalajara, México, 28 de marzo 2018: Orador en la Marcha masiva en protesta por la desaparición de tres estudiantes de cine el 19 de marzo y de todos los desaparecidos…   (https://www.facebook.com/hugojavier.payenzepeda/videos/1883067971755787/)

De todos conocido es que el arte, cuando logra comunicar, cuando nos toca, se afinca sobre todo en las emociones básicas, nos sensibiliza, nos abre la conciencia a este mundo interior que logra compartirse y colectivizarse con el arte y la vivencia estética, y así nos recuerda que tenemos un espíritu humano. El arte, pues, reitera o rescata nuestra humanidad, y nos recuerda que también somos el otro, que la otredad humana es una forma de colectividad.

La plástica y la música son más intuitivos y universales; pero la poesía más profunda, y el canto (la poesía apoyada por la poderosa música) -además de conmover y resonar en nosotros, de abrirnos la conciencia- por el hecho de cifrarse en el lenguaje con todo su sistema semántico y pragmático, construye actitudes -valores asociados a emociones-, las cuales son muy difíciles de cambiar una vez establecidas. De este modo la poesía se afinca en el espíritu humano, en su doble imbricación interactiva emocional y racional. Así, el espíritu de la poesía que logra traspasar las fronteras culturales e individuales, es el espíritu de la humanidad, en la medida en que logra empatizarnos y colectivizarnos en su magia chamánica.

Y por eso, la poesía puede y debe ayudar en la construcción de una nueva vida en el mundo, de una sociedad más equitativa y respetuosa de la vida humana y de la vida de todo el planeta, y del planeta como un todo vivo, y por vivo, amoroso. Esta integración holística logra en su posible el chaman. Y a esta integración aspiramos los profanos, poetas o no, quienes ya entendimos que somos parte de este ser vivo colectivo que es Gaia, la Pacha Mama, la Madre Tierra: nuestro útero cósmico que nos lleva y protege en su seno entre la hostil vacuidad interespacial, en este viaje fabuloso de La Vida.

Pero en el viaje mirífico, a los humanos nos toca en suerte ser la conciencia y los testigos de este amoroso prodigio de estar vivos y de dependernos mutuamente, como hijos de la misma Tierra nutricia. De esta intuición hablo también en el poema 20 de mi primer libro:

                
Antes de casi despertar
antes de dejar de ser
           Todo
y convertirme en yo
en ese instante triste en que abandono
mi vocación de Cosmos,
una chispa, una música oculta,
un mandato desde el fondo de siempre
me incita
a ser vida consciente
extensión sensible y amorosa de la materia
espíritu empinándose a través de la carne,
para ver   para oír   para asombrarme
para testimoniar ante las gentes y los dioses
la profunda complejidad de la que somos parte
y reinventar la cósmica ternura
con tus manos   tu sonrisa   tu pene   tu aliento entrecortado
y la secreta luz que me permite hallarte
   más allá
de tu cuerpo.

Cuando sea mi tiempo de relevo en la lucha
contra los asesinos
cuando alegre mi espíritu se entregue al último misterio
cuando vuelva a la semilla al musgo al agua al sol a la noche estrellada
                                a la  poesía,
mis átomos dispersos ya no serán los mismos
cada uno llevará una infinita parte de este gozo
de esta ternura, de este sentir por todo
                                              para Todos
de esta profunda
celebración
del amor.

                                  (Poema 20 del libro: El Amor y sus Iras)

Quienes tenemos el exquisito privilegio de abrevar de la poesía, disfrutamos de una fuente infinita de divina humanidad. Por esto, porque no debe ser privilegio de “elegidos” sino que derecho de todos, la poesía no debe enseñarse desde el parvulario; no, no debe enseñarse, sino que debe gozarse en el aula y en la vida (mutatis mutandis cada grado). Aunque en verdad debería gozarse en la familia desde neonatos.  Y la maestra y maestro debe tener entre sus aptitudes profesionales el amor y el gusto por la poesía, para que pueda humanizarse y humanizar de mejor forma a quienes se le encargan para hacer crecer, más que su mente, su humanidad.

De este modo, la poesía podrá aún más ayudar con su espíritu en la construcción de una nueva vida en el mundo.

* Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH


*

LA MUERTE VERDADERA

 

Endurecí mis ojos para que ya no vieran
más pobreza
acallé mis oídos para que ya no oyeran
más dolor
mutilé mi esperanza para que ya no hablara
más Justicia
emparedé mi alma para que ya no amara
la Verdad
y cuando así maté lo más hermoso
me hice duro caucho
que no sonrió, no amó, ni siquiera lloró
mi propia muerte
porque la merecía
para siempre.


       PATRIA


        Aquí tenemos el corazón sellado a miedo y lodo.

       Con el helado espanto de res en matadero
       vemos cómo mutilan a la patria
       y asesinan sus sueños
       desde siempre
       hijo mío, desde siempre
       esta hilacha de patria que queremos
       porque nos engendró el barro de su dolor
       es la cosecha diaria del bandido
       y en las aguas sangrientas del dinero
       mueren de hambre los hijos de los hombres
       y  pululan en paz los asesinos.

       Pequeño mío,
       pájaro florecido del dolor,
       cuando a usted le toque ser un hombre
      ¿cómo será la patria?
      ¿hoguera enardecida, fuego fatuo?
      ¿será mejor Usted
       de lo que fuimos?



        MUJER TODOS LOS DIAS


                                                                       Una madre puede hacer  todo lo que hace
                                                                      no por ser mamá,  si no por ser mujer

Mamá es una mujer como las otras:
es alegre, tiene canas, se enoja
trata de adelgazar aunque no de a de veras
está enferma
casi no se cuida
 
mi madre se equivoca
mi mami alguna vez ha sido injusta
lleva sus cuantos errores a la espalda
sus pecadillos por allí escondidos
o deseados
 
pero mami crió a sus hijos    ella sola
y a tres hijos más como a sus propios hijos    ella sola
mas era yo tan joven cuando madre quedó sola
que nunca pregunté cómo comimos siempre
y ahora todavía no lo sé
pero tiene que ver con la multiplicación de los pesares.
 
 
Ya que es una mujer como las otras
mi madre quiso más de alguna vez
reflorecer su amor
pero los que idolatran el estéril espejo
    no entienden
  el prodigio
de la transformación del oro en sueños
y si no derrotó en esta batalla
por lo menos a la rabiosa soledad
ya la tiene enjaulada como la bestia horrenda que es
por el claro milagro de los nietos.
 
 
Mi mamá nos recibe cuando estamos cansados y caídos
pero no nos convierte las espinas en flores
porque nos enseñó a quitarlas solos
y no es la más clara imagen de Dios sobre la Tierra
no alcanza requisitos para Santa
ni se parece en algo a la Virgen María
 
  sin embargo
 
    mamá puede reír aunque esté triste
    madre puede amar aunque ella no sea retribuida
    mami puede ayudar
                                 aunque ella esté también necesitada
    madre puede trabajar 
                      aunque haya trabajado hasta la madrugada
    mamá puede aguantar aunque ya no aguante más.
 
por eso  
                                      
mamá es una mujer como las otras
una mujer, sencillamente un ser humano,
le dan derecho a serlo
sus cuidados su ternura su amor por los demás
su aguante en aguantar que ya me habría muerto
y por tanto que es esa mujer
            me asombro
                         me inclino
                                     me acorazo
y no sé cuánto decir
cómo la quiero.
 
                          
  10

Ando pensando en vos,
rojos recuerdos
asaltan mi jornada
mi lengua
desea el filo
de tu boca
mi piel
reclama por piel
mis pezones
te acechan
mi vientre
es ahora
 salvaje
tras tu huella.

Asustada
mi mente dice  No                        
no puede ser, no debe ser,
es imposible que pase lo que pasa
pero mi corazón, sencillamente,
se esponja y se confunde
llama al claro del alma para lavar las culpas,
no lo dejo
porque  no puede ser, no debe ser
y sin embargo
ando pensando en vos  por todo el día
ando queriendo verte y abrazarte
sigo pecando en alma
y en deseo.

No sé si esto es amor
pero parece.

                                            
Del libro El Amor y sus Iras

*

Waldina Mejía nació en 1963 en Tegucigalpa, Honduras. Es poeta y cuentista, estudió Letras en la Universidad Pedagógica Nacional, en Tegucigalpa. Licenciada en Lingüística y en Orientación Educativa. Ha publicado, entre otros, los libros: La tía Sofi y los otros cuentos, 2000; El amor y sus iras, 2001; Catorce sonetos con estrambotes, 2002. Algunos de sus poemas aparecieron en la antología bilingüe “Poesía Femenina Centroamericana de Mujeres por la Paz IXOK”, que en 1987 preparó Zoe Anglesey para la Editorial Granite Press. Reside en Tegucigalpa. En 1986 obtuvo el Premio de Poesía convocado por la Revista Tragaluz.

-Significación de la anticipación temporal en el mito de Junajpú y Xbalanqué del Popol Vuh Ensayo de Waldina Mejía
-Nota sobre Waldina Mejía plumadeoro.wordpress.com
-Poemas Blogpoemas
-Poemas

Publicado el 27.05.2018

Mapa del Sitio
Gulliver: