English

Poemas de Claudia Chaverra (Colombia, 1961)

Por: Claudia Chaverra

WIWA

 

Toco suavemente la aldaba de los presentes,
Una mujer de ébano se  enreda en mis letras
¿Quién eres? “Wiwa”, llevada por oleajes y cadenas
al puerto negrero de  Cartagena.

Me despojaron de mis ancestros, de mis diosas,
de mi nombre y mis aromas.
Del mundo mítico de mi Bioko
Marcan mi piel, no me pertenezco.
 
Mis lloros y cantos  perpetúan los ecos de mi  África
los brazos de mi amado Benkos Bioho;
nunca nos resignamos a las cadenas.
Huimos…
Llevo en mí cabello trenzado,
Simientes  de nuestro palenque. . 
Trenzo con mis hijos Sando y Orika,  
relatos del no olvido, ruegos a Yemaya, Oya y Chango.

Mi Benkos destrozado por sus amos.
Vive enterito en todas las almas cimarronas,
en los tambores, marimbas de mi piel Negra.

 

CACICA AGRAZAVA

 

Escudriño mis ancestros y te encuentro  cacica Agrazava
escondida  en las crónicas, en el palabreo
 de una lengua casi extinta.

Mis letras  rememoran  tu hazaña
cuando  sigilosamente pasas a la historia,
rescatando a un puñado de hombres
de  las zarpas españolas.

Desde los cuatro mundos
 llena de bravura   a tus descendientes, 
emigrantes de sus territorios ancestrales
a esta pesadilla   de hormigón.
 Donde son vencidos con el tañido
de unas monedas.

 

MADRES DE MAYO

 

Escrutando paso a paso al ritmo del más triste tango,
  buscan genes de las entrañas de sus quimeras;
 y cada reencuentro con sus presencias,
son flores de mayo renaciendo en sus cabezas
 arropada con toquillas  de paz;
 bálsamos con olor a verdad
arengas  remontando  tímpanos,
 que un principio no lograron vibrar.

La verdad  toma forma y los susurros se convierten
en  rugidos  reclamando  justicia .

 Poco a poco removiendo memorias,
 zambulléndose en la arena de los huesos,
 en las evocaciones, en el enigma de sus desaparecidos .

¿Dónde estás? No me busques más, descansa…
 Estoy en tus arterias, en tu esencia
 en el fruto de mi oquedad.

En las voces que cantan mi nombre
en las marchas, mítines
 surcando tus risas y lágrimas…

 

LOUISE MICHEL

 

“Cuando la sociedad acepte ser libre,
cuando la miseria material y los odios ancestrales
hayan desaparecido del mundo civilizado
entonces será recordada y admirada “la buena Luisa”

Madame Séverine

Ella “virgen roja”;
barca húmeda, jamás penetrada. 
Sangre comunera de estirpe bizarra,
sus utopías  beben
 en  la  poza de la anarquía. 

La realidad la recoge en sus  manos
sus yemas palpan el encierro
 y los eternos juicios  de los cuerdos.

Proscrita, comparte letras con  los nativos canacos*
tus  sueños  se enredan con la brisa,
y  las caracolas oscuras
 de una verdad no conjurada  .

Vuelves  a París
con el otoño fraguando  guirnaldas, 
en tu piel, no hubo un beso de pasión
jamás un retozo lujurioso en tus pliegues,
tu  sensualidad  fue amainada
con las notas de la Marsellesa
y la bandera  de la rebeldía
como sábana rosada
para el abrazo huérfano de tu cama.

* Habitantes de Nueva Caledonia

 

*

Claudia Chaverra  nació en Bogotá, Colombia, en 1961. Es Licenciada de Historia de la Filosofía, de la Universidad de Antioquia y docente de la Institución Educativa La Independencia de Medellín. Pertenece al taller Aluna dirigido por Marga López. Fue secretaria de la Corporación Mujeres de Antioquia. Algunos de sus poemas y textos han sido publicados en revistas y boletines culturales principalmente del Sindicato de ADIDA y en las Antologías de los encuentros de Mujeres Poetas de Antioquia. Publicó el libro llamado Destellos de Espejos Rotos, en 2011.  Actualmente está en preparación un libro llamado Cronóforas femíneas; este neologismo nace de la unión de crónicas y metáforas, y es la historia de mujeres en forma poética.   

Publicado el 27.05.2018

Última actualización: 17/07/2018