English

Escuchar a la Madre Tierra

La reunión de líderes espirituales y poetas de pueblos originarios que tuvo lugar en Medellín, durante la celebración del 28º Festival Internacional de Poesía de Medellín,  posibilitó que representantes de los pueblos Navajo, Cheyenne, Mazateca, Náhuatl, Maya, Uwá, Inga, Kamesa, Iku, Mapuche, Sami, Maori y Yankunytjatjara/Kokatha; compartieran con un amplio público sus tradiciones y saberes ancestrales, las amenazas y retos que enfrentan en la difícil crisis humanitaria y ambiental que vive el planeta. Esta es la declaración que salió a raíz del encuentro que se vivió la semana anterior:

 

 

Llamado de los Pueblos Originarios-representantes y miembros

Autoridades Ancestrales . Médicos Ancestrales.

Poetas de la tierra

Es hora de escuchar a la madre tierra.  Hoy la palabra sagrada, la palabra poética llega y se queda grabada en los caminos anchos y estrechos de esta madre tierra, que hoy desgrana versos por la libertad  de todos los seres vivos que habitan en este planeta,  caminando hasta Medellín.

En el 28º Festival  Internacional de Poesía de Medellín -Colombia representantes de las naciones originarias de ABYA-YALA Gunadule, Ikü, Navajo, Cheyenne, Mapuche, Uwa, Guaraní, Mazateca, Maya Kaqchikel, Inga, y Nahuatl), Oceanía -Yankunytjatjara-Kokatha y Maorí, Europa (Sami) y Asia (Tuva y Siberia) Africa, Zimbawe nos reunimos para hacer un llamado a los gobiernos del mundo y a nuestras propias hermanas y hermanos de los pueblos originarios teniendo en cuenta, que todos nuestros territorios y nuestras culturas han sufrido una larga historia de colonización y despojo, y continúan siendo amenazados por la explotación desmesurada de la agroindustria y los megaproyectos de extracción de minerales, agua , combustibles y fósiles.

Por esta realidad que vivimos día a día en nuestras comunidades. Llamamos hoy a los dirigentes politicos, empresarios, educadores, artistas, y escritores de este planeta azul, así como a todos las hermanas y hermanos, mujeres y hombres que son conscientes de la gravedad de nuestro tiempo para que:

  • Recordemos juntos la ancestralidad de los espacios en los que vivimos.
  • Fortalezcamos juntos las lenguas originarias y sus tradiciones orales, incorporándolas en una educación propia para nuestro pueblos, con un énfasis en la niñez y la juventud, y en el cambio de los currículos estatales que rigen la educación, de tal forma que su objetivo principal sea el cuidado de la Madre Tierra.
  • Protejamos juntos los territorios indígenas reconociéndolos jurídicamente como sitios sagrados para el futuro de la humanidad.
  • Recuperemos juntos las creencias y ceremonias ancestrales para detener desde nuestra conciencia la voracidad extractivista hacia la naturaleza.
  • Y mantengamos juntos el espíritu sereno. Somos los primeros habitantes de estos territorios en los cuales hoy desarrollamos nuestra vida y nuestra espiritualidad y cultura.
  •  Hoy nuestros territorios  son los más biodiversos del planeta, lo cual demuestra que la lucha no ha sido en vano y que nuestra llama continúa intacta.

Es hora de que el mundo comience a escuchar a los pueblos originarios. 

El ciclo de la destrucción se ha agotado en su propio sin sentido.

Hoy  estamos en el tiempo de la palabra y el canto del agua.

El vuelo libre de los pájaros . El canto milenario de los ríos  que corren desde la sierra hasta la  mar.

La Madre Tierra está gritando y gritando . No la escuchamos. Estamos sordos y está cobrándonos  nuestras irresponsabilidades .

Es inútil negar el calentamiento global o la furia de los volcanes, los tornados, los huracanes y los incendios forestales.

 Los pueblos originarios, sabemos cómo liderar este nuevo tiempo .

Tenemos que trazar este camino desde nuestras leyes e historias de origen .

La vida sana   nos fueron dadas desde siempre, y gracias al respeto por ellas  en nuestras montañas, cordilleras, islas, desiertos, lagunas . hoy se respira la luz y el equilibrio.

La DESMEMORIA DE LA HUMANIDAD HA ENFERMADO EL VIENTRE DE LA MADRE TIERRA .

Hoy en este encuentro, con la fuerza espiritual de los pueblos originarios presentes

 invocamos a los espíritus protectores del fuego, del aire, de la tierra, del agua, del espacio infinito

Invocamos a los espíritus de la selva, y también a los abuelos, abuelas y líderes sociales que han perdido su vida protegiendo a la Madre Tierra, para que nos sigan acompañando en este momento decisivo para el planeta y nuestra especie.

LA VIDA DE LA MADRE TIERRA ESTÁ ENFERMA . ESTÁ EN PELIGRO DE MUERTE

Este breve documento reafirma lo que hemos aprendido de nuestros mayores.

Es hora de amar la tierra, de hablar con el agua y de caminar unidos por la vida del planeta.

Es hora de escuchar a la tierra…escuchar al aire… escuchar al agua… escuchar al fuego. Empecemos a escucharnos en bien de la vida en bien de la humanidad .

La gente de la tierra de los pueblos originarios  que cuida y protege las montañas, los ríos , lagos ,mares , valles están protegiendo la vida del planeta y no somos terroristas, sino guardianes de la vida.

Desde Medellín, todos los asistentes al 28 Festival Internacional de Poesía apoyamos este llamado e invitación para el mundo.

Julio 18 de 2018 – 11 Tz’ikin en el calendario Maya

Última actualización: 27/08/2018

Domingo 15 de julio, Parque Biblioteca Guayabal, Medellín: Warren Warbrick (Maorí, Nueva Zelanda), Hermes Izquierdo (Iku, Colombia), Manibinigdiginya (Tule-Kuna, Panamá), Victor Jacanamijoy (Inga, Colombia).

Fotografía de Natalia Rendón