English

Toda la soledad que era mía

Por: Carlos Andrés Jaramillo

¿Quién ha hablado nunca de ese dialogo sin palabras que el anhelo o la nostalgia entablan con la lejanía del otro?

¿Por qué el hombre escribe contra la soledad, ensanchándola?

*

 

Dijo que le gustaría morir delante de un cuadro de Rothko
Dijo que el silencio entre los dos se amaría
Dijo que le gustaría llorar, sin vergüenza, por tanta belleza reunida
(Delante de la suma de todas las cosas)
Dijo que se alegraría de morir contemplando,
en un muro
la hondura, el peso, de la vida
Dijo que la sangre del pintor lo curaba de la indiferencia lacerante del mundo

 

*

 

Cuando sentí que el aire me faltaba
pedí que me trajeran a Rilke
Y cuando mis piernas dejaron de sostenerme
me abracé con temor al libro
Y cuando la linterna sobre mis pupilas me hizo temblar
me agarré con más fuerza de él
Y antes de perder el sentido
rogué que no me separaran de Rilke
Nunca he sido otra cosa que un lector conmovido
Nunca sentí que si debía despedirme
debiera hacerlo lejos de mis libros.

 

*

 

Qué temor siente la criatura humana ante el Silencio
Qué confianza en cambio
muestran el animal
o el mineral
en esta tierra

Qué certeza hemos perdido al hablar.

 

*

 

¿Por qué el hombre guarda idéntica memoria de la fecha del nacimiento y de la fecha de la muerte de quien amó?

¿Cómo no sentirse conmovido de que la lógica de la vida no sea idéntica a la de la muerte?

 

*

 

Decía que cada hombre
al nacer
era un pequeño tallo cortado
de una tierra inexistente

Una vara
en cuyo extremo crecía
inacabado un capullo

Morir por eso
era crecer sin raíces
abriendo
los pétalos
hacia la nada

 

*

 

Decía que al cerrar los ojos
sentía el cuerpo de la soledad
envistiéndolo
como un animal que juega
​​​​​​​

Decía que su muerte abría los ojos
sacudida
como un anciano que despierta

Decía que ésta acariciaba
tierna
la testa terca del carnero

y le decía:

-Todavía no es el tiempo
 

*

 

La muerte nunca está al final
es la silaba que ya no empieza

 

*

 

La lagrima del día

La balanza de las horas
que la muerte la inclina

 

*

En las clínicas,
el llanto de los enfermos

¿Quién llora en el dolor?
Llora el nacimiento
Llora la materia viva

La muerte no tiene ojos para llorar.

*

Carlos Andrés Jaramillo nació en Medellín en 1986. Es un poeta, narrador, ensayista y filósofo colombiano. Tiene formación en historia del arte. Ganador en 2014 y 2017 de Estímulos al Talento Creativo otorgado por la Gobernación de Antioquia. En el 2015 Publica “Extinciones” y es elegido ganador en el IV Premio de Poesía Joven de Medellín, otorgado por el Festival Internacional de Poesía de Medellín, por su libro: “Lo callado”, que también recibe, en el 2016, una mención especial del Premio Internacional de Poesía Paralelo Cero, de Ecuador. En el 2017 publica “Toda la soledad que era mía” su primer libro de relatos. Artículos suyos de crítica literaria han aparecido en revistas y periódicos de circulación nacional.

-Ensayo y poemas Web del FIPM
-Perfil Sílaba editores
-Blog de Carlos Andrés Jaramillo
-La destrucción Revista La Bisagra
-Poemas Corporación Otraparte

Publicado el 26.05.2019

Última actualización: 27/05/2019