English

Los pensamientos cazan el amor

Por: Jeton Kelmendi
Traductor: Ricardo Rubio -del inglés-

Peja a las cinco de la mañana

 

                                                       A mi padre

La ciudad está dormida;
la gente y la noche están dormidos
El silencio se toma un descanso
del esfuerzo del día anterior;
Así es como la mañana se desenreda en Peja,
La ciudad bajaba a las cinco de la mañana.

El 12 de abril
no todos los sueños son fáciles de compartir.
Alguien sueña con la primavera
y otro lo cerraba todo,
todas las historias y deseos que tenía,
para dormir sin sueños de ahora en más.

También he estado dormido,
incluso soñando;
vi a mi padre yéndose
a través del bosque,
aun cuando parecía temprano para ir a las montañas.
Mi padre
siempre ha sido un pájaro madrugador,
pero esta vez, era demasiado temprano.
Estaba despierto
para cruzar el puente que conecta
este mundo con el otro.
En Rugova
los hombres mueren con orgullo
porque la naturaleza los ha entrenado,
mi padre siempre lo repetía
cuando hablaba con la familia.
Hicieron todo el trabajo
de la vida,
luego marcharon sobre los corazones
y se hicieron eternos.

Recuerdo a papá
cada vez que hacía el trabajo
que se había asignado a sí mismo,
quedaba satisfecho
y  caminaba feliz
todo el día;
era viernes,
y mi padre,
silencioso como nunca antes,
listo en todos sus sueños,
entró en el sueño sin sueños.
Dejó atrás
una patria libre
a pesar de que su tierra tuviera constantes desafíos.
Sus hijos estaban con él:
así es como cerró los ojos,
sin mirar los verdes de la primavera,
Papá.

Oh, la primavera,
esta hermosa estación,
siempre le quita el significado a la retórica,
pero esta vez quitó a
mi padre.
De ahora en adelante viviremos
con más nostalgias,
con más recuerdos, con más historias,
todo se ha de multiplicar,
menos los consejos,
porque nuestro padre ya nunca estará.

                                12 de junio de 2013, Prístina.

 

Mi deseo en Cameria

Nada hay mejor que regresar.
El granjero regresa a su campo,
rodeado por el significado de la vida.
Veo el alegre camoriano de Filati.
Como otros que en su propia tierra
regresan a las tumbas de los antepasados.

Quiero morder
una manzana roja en Cameria,
al menos la llevaré conmigo, pero más tarde alzaré el remo,
ahora tengo que mirarte un momento.
¿Quién narra la canción de Dardania?
Estrellas sonoras
sobre este corazón devoto.

Como estiraba mi cuerpo, inclinándome
para evitar arrugar la ropa y no atascarme,
los camerianos vinieron hacia mí, se acercaron,
Bienvenido, hermano, a Cameria, Albania.
¿Qué pasa con las raíces profundas?
Mi manzana en Cameria...
Frutas frescas.

Nada carga un dolor mayor
—mi alma sabe mucho de eso—
que el sueño perpetuo.
¿Cómo hacemos para enlazarnos?
Sembremos un futuro de esperanza.

                              Volos, Grecia el 21 de mayo de 2013.

 

Acércate un poco

Dime las palabras que sabes,
las palabras que amo
las que llegaron a tus labios
desenterradas de otro idioma.
Despliego el alma como un libro
santo
para aprender lo picante
del amor.

Ahora estoy esperando
como ayer, como hoy,
como mañana.
Has dicho las palabras, por fin.

Acércate más a mí.

 

Ruido

El día reveló la voz
ante nuestra secreta
tranquilidad.

Pensamientos trémulos
se hicieron públicos
del mayor egoísta
político X actual.

Entre sus ojos risueños
el tiempo
sacude sus sucias
manos,
mientras en medio de las
noticias
la mentira atraviesa la verdad
con todo este ruido.
Sus palabras, palabras, palabras
todas son falsas.

 

Amor en tiempo de guerra

A veces quiero que sucedan
estas cosas
de un modo distinto.
Por ejemplo, desearía que una espesa niebla me rodeara
hasta cruzar la frontera
con facilidad,
para pasar por allí primero de todos,
donde unos pocos meses atrás
vi a una muchacha
de cabello rizado.
De sólo verla
y más tarde soñar con ella,
me enamoré.

Pero al final,
se trata de la guerra y nada
se sabe del futuro
cuando todos los días se lucha con la muerte.
Estas historias en las que
uno u otro
cayó por la libertad,
u otras noticias,
como que el enemigo
fue destruido.
Éstas son rutinas diarias.
Quizás
puedan compartirse con un amigo.
Cuéntale a alguno que en tiempo de guerra
deseas el amor,
tu amigo pensará que eres estúpido,
pero incluso en los combates más feroces
un soldado jamás dejará de pensar en el amor,
mi experiencia lo sabe.
En tiempos de guerra
solo Dios sabe
cómo será el final.
Tal vez
ni el tiempo tenga espacio para el amor;
el tiempo tiene su precio.
pero, ¿y si todos plantaran
la muerte,
quién cosecharía
el amor?

Un poeta piensa
que los más grandes amores
nacen en tiempos de guerra.
Quizás
por excederse en la imaginación
de una historia bíblica,
o
incluso de las historias más ilustradas
de Lorca y Hemingway.
Simplemente
el amor es otra guerra,
una guerra sin límites,
incluso la guerra más larga,
más larga que cualquier otra.
Pero las armas son
distintas:
Corazón, Alma y Sexo.

Vine por mi voluntad
y fui
al centro de la escena.
Hay guerra,
la ves día tras día.
La vida es cada vez más aburrida:
Así fue como empezó,
resucitando mi mente,
aunque
estaba listo
para un poco de amor.

¿Es este un sueño o un antisueño?
Hoy
no estaría seguro
si alguien lo preguntase,
pero sorprendentemente
ocurrió.
Pude morir 99 veces,
cada una de las 99.
Sin guerra,
¿cómo puede empezar el amor?
Nadie lo puede imaginar,
solo que hay amor y guerra.

Ya tarde en la noche
la luna olvidó
salir.
Un soldado regresa, luego parte
hacia otras líneas del frente;
cuando hay amor durante la guerra
la guerra continúa...
Ah soldado, oh soldado.

    Noviembre de 1999, en algún momento de la Guerra de Kosovo.

 

El poder de lo imposible

                         Sólo avanzando por un camino casi desnudo
                        la amplitud se duplica para detener la caminata,
                        no te detengas.

                                         Tomas Tranströmer, Premio Nobel 2011

Es asombroso
lo distante de este íntimo contacto.

No me ven aun cuando los ojos
bajan unos después de otros.
Los espíritus se enlazan
Incluso cuando los pensamientos no se encuentran.

Estoy dispuesto a permanecer
así de cerca, tú me estás viendo,
lo sé, me estás olvidando,
me ignoras completamente.

Rezo por lo que es posible,
lo imposible del incapaz.

Por otra parte, los sueños y los deseos
están abiertos a cien opciones
mientras imaginas
que crecen otros imposibles.

Dos nombres
se conectan con dos palabras.
Debes regresar dentro de ti,
hasta lo imposible tiene sus propias
opciones;
las opciones vienen y van
en dos caminos distintos:
la razón y la sinrazón,
entonces vuelvo dentro de mí,
se es más poderoso cuando no es posible
emigrar.

Quiero escapar de mí mismo
hasta que venga conmigo,
Ocurre algunas veces:
en algún momento llega
una posibilidad traidora
de toda fe.
Patente, como todos los cuerpos juntos
en el cielo
fue creciendo,
pero seguirá siendo pequeña
frente al amor que tengo
para ti, también para mí,
e intento estar convencido
creyendo en posibilidades, creyéndote.
¿Qué podría decir mejor?

Golpea tu cabeza
en el medio de la frente,
escapa de ti misma,
de lo que es imposible;
grita tus palabras,
tus pensamientos,
ya que son tuyos,
te lo prometo dos veces,
una por ti y otra por mi.

Hoy se convierte en mañana,
el ayer deviene hoy.
No demores nuestro viaje,
la verdad se está convirtiendo en un sueño.

*

Jeton Kelmendi nació en Peje. Kosovo, en 1978. Es poeta, dramaturgo, narrador, ensayista, traductor y periodista. Ha publicado los libros de poemas: El siglo de promesas, 1999; Más allá del silencio, 2002; Si fuera mediodía, 2004; Regálame un poco, patria mía, 2005; Donde se van las llegadas, 2007; Viniste por las huellas del viento, 2008; El tiempo cuando tendrá tiempo, 2009;​ El camino de los pensamientos, 2010;​ y Llamo a las cosas olvidadas, 2013.

Sus poemas han sido traducidos a 25 lenguas. Ha obtenido, entre otros premios, el Premio Internacional Nikolaj Gogol, Ucrania, 2013; El Premio Internacional Alejandro El Grande, Grecia, 2013; el Gran Premio Internacional Solenzara, Francia, 2010 y El Premio Nacional de Poesía Din Mehmeti, Gjakove, Kosovo, 2011. Es veterano de la guerra de liberación de Kosovo, como miembro de las Fuerzas de Liberación de su país.

-Poemas Poesía Universal Contemporánea
- Jeton Kelmendi: El “Bautismo del Alma” en la Literatura de Albania Eurasia Hoy
-Como llegar a ti mismo Poemas de Jeton Kelmendi Epanadiplosis
-Cruzada la gran corriente por Jorge Oscar Bach Epanadiplosis
-Poemas Alga Revista de Literatura
-Poems PoemHunter.com

Publicada el 07.04.2019

Última actualización: 13/04/2019