English

El territorio de las manos

Por: Wilson Pérez

Palabras,
palabras cercanas al silencio,
que en el aire construyan la casa del sonido.
Palabras,
palabras aprendidas
en el lenguaje de los besos,
en la fragilidad de la infancia
en las noches abiertas.
Palabras,
y en los libros otras palabras
que pasan a ser nuestras,
y nos habitan
y moldean la piedra con su río.
Palabras
para tejer el poema
con la dirección del viento,
con la inocencia de los ojos,
con otras palabras:
las de las puertas que nunca se abren,
las de los caminos inesperados,
las de las huellas borradas.
Palabras otras
para nombrar la vida
que nunca pensamos en vivir:
la de las cosas y su quietud,
su manera de callar
y su manera de anunciarse.
Palabras
para recuperar la luz.
Palabras
para conjurar todas las estaciones
de un solo hombre.

 

 

Lentitud

con la que recorro
las líneas de tus manos.

Rutas de sol a sol
            de cuerpo a cuerpo.

Lentitud
con la que asumimos
ese misterio
de estar tan vivos.

 

 

Monólogo I
A roman beggar woman, de Edgar Degas

Observo mis manos. Las detallo.
Sus arrugas me parecen una confidencia del tiempo.
            Las miro caer sobre mis piernas.
-Es tan difícil dejarlas descansar.
            El sol de esta tarde mediterránea
recorre mis manos, están pobladas de gestos,
de minúsculos seres que allí encontraron refugio.
            Pero como el rostro, su tacto envejece,
de a poco se arruga, -es algo natural.
            Estuviste entre ellas, suspirando entre su blanda carne,
y eras feliz. Yo, a no ser por mis manos,
jamás había probado las dulzuras juveniles del cuerpo,
tampoco habría sentido el pulso de la música
ni la estrechez sensual de otras manos.
            ¿Acaso mi historia se conserva en la dermis
rosácea que cubre mis dedos?
             –No lo sé.
Es una inquietud, la forma de un velo
al que siempre le encuentro otros dobleces.
            Pero la pregunta me sorprende.
Si leo los tejidos de este instrumento musical,
            ¿descubriré las razones de un viaje,
la justificación de un adiós, el grave impulso
de negar la vida en una noche interminable?
 

 

 

Monólogo II
Woman in a Summer Kimono, de Goyō Hashiguchi

Pueden escucharme, pero prefiero conversar a solas, conmigo. Mi voz es suficiente, tal vez audible para pocos. Sí, mi kimono es limpio y suave. Las telas tiernas, la ondulación de los colores ante la luz y los diseños austeros me generan una sensación de cercanía. Es como si llevara un hogar sobre mi cuerpo. Ahí está el fuego de la chimenea, la lisura de las sábanas y la claridad de los alimentos antes de saciar mi hambre. He llegado a pensar que habito entre las cosas más sencillas. No me gusta atesorar grandilocuencias; tal vez sea un don, tal vez el único. Vuelvo a pronunciar en voz alta esa palabra: sencillez. Todo está en su lugar. Cada cosa ocupa un sitio en medio de la noche.  Hoy paso el borde los dedos sobre la mesa, la lámpara me genera nostalgia; su luz ocular desciende sobre la madera de los muebles. Qué sencilla la vida que contienen estos objetos.  Para hacer honor a su lenta costumbre de existir he peinado mi cabello al estilo de esas mujeres que trabajan los telares o de las que visten la primavera en la blancura de sus cuerpos. Quiero semejarme al espejo, a las porcelanas, a las sillas, al reloj que marca, discreto y silencioso, las horas.

*

Wilson Pérez nació en Medellín, Colombia, en 1992. Maestro, Licenciado en Literatura y Lengua Castellana de la Universidad de Antioquia. Escribe poesía y ensayo. Sus textos han sido publicados en Colombia, España y México, en revistas como Revista Universidad de Antioquia, Otro Páramo, La Tagua, El coloquio de los perros, Literariedad, Aurora Boreal, entre otras. Una muestra de su poesía ha sido traducida al italiano y al portugués. Ha emprendido proyectos de formación y de lecturas en voz alta sobre literatura china y literatura japonesa en la Universidad de Antioquia y en la ciudad de Medellín.  Algunas de sus obras son: El amor y la eterna sinfonía del mar (Hombre Nuevo Editores, 2011), Movimientos (Universidad de Antioquia, 2018), La madeja y la estrella: retratos de familia (Alapalabra, Universidad Central, 2018), El territorio de las manos (Alba de América, 2019).

-Poemas en Círculo de Poesía
-La escritura como sueño creador en El libro del desasosiego de Fernando Pessoa. Ensayo de Wilson Pérez en Literariedad
-Movimientos, un ejercicio poético de música y palabra. Wilson Pérez Nota en la web de la UdeA
-Dos poemas en la web de campodemaniobras.blogspot.com
-Madame Bovary: la escritura y la pasión del esfuerzo, por Wilson Pérez en opinionalaplaza.com
-Da pacem domine -Arvo Pärt- Un poema de Wilson Pérez en Cronopio Periodismo Cultural

Publicado el 18.05.2019

Última actualización: 24/05/2019