English

Lector in fabula

Por: Sandra De la Torre

Lector in fabula I

 

en el rincón un piano

amenaza con romper

                                 el silencio

 

la pelirroja

               espera sin rostro

 

el tipo del sombrero

            saca del bolsillo

   el arma homicida

 

ella dulcemente

           alarga sus dedos

      sobre las teclas

 

ataca

          pianísimo

                    ese pánico viejo

 

la puerta se cierra

 

un pañuelo blanco

es su alma agitada

 

está intacto –le dice

y revienta

                          la tarde

 

Lector in fabula II

 

la puerta se cierra

                               pianísimo

 

ella dulcemente

        saca del bolsillo

     ese pánico viejo

                            el arma homicida

 

en el rincón un piano

                     espera sin rostro

 

el tipo del sombrero

         alarga sus dedos

                           ataca

      amenaza con romper          

                               el silencio

 

un pañuelo blanco

sobre las teclas

                es su alma agitada

 

está intacto –le dice

y revienta

                la pelirroja

                     la tarde

 

 

Lector in fabula III

 

ese pánico viejo

                 alarga sus dedos

      amenaza con romper

                                la tarde

 

la puerta se cierra

                          y revienta

       el tipo del sombrero

 

                       pianísimo

la pelirroja

            saca del bolsillo

   un pañuelo blanco

 

está intacto –le dice

       en el rincón un piano

 

es su alma agitada

              el arma homicida

     sobre las teclas

 

ella dulcemente

                           ataca

 

espera sin rostro

                         el silencio

 

 

Vértice

Escucho en la caracola

la contrariedad de las olas en desbandada

recuerdos pájaros batiéndose en el vaho

 

Hierve

       se multiplica

       el rugido en el hueco insondable

bailan las dudas y las parcas

dientes del infierno

                           sus zapatillas

                                        

La certeza

       parece aflorar en el fondo

el león se ha dormido

la caracola vuelve a la repisa

 

Vibra en la repisa

              en la oreja

               feroz siempre

                                       feroz

no hay fondo

 

Se arremolina Láquesis en puntas

devanando el hilo con urgencia

cantan las dudas su opereta

en el nácar de mi oído

                                incansables

celebra Cloto

Átropos

       tijeretea el viento

braman los aplausos

silba la cuchilla

       en el mar íntimo de la caracola

 

Cuerpo opaco

 

Riego la sombra que crece en mi jardín

sus hojas provocan al viento 

besa su tallo el suelo humedecido

 

No la sembré yo

acaso su semilla vino del sur

donde germinan más fértiles los espectros

 

Qué feliz se ve bajo el alumbrado público

rendida su negrura a los dedos de la neblina

bailando un andarele con el agua del grifo

al modo etéreo del bambú

 

Mis ojos se mecen en sus hojas

se duerme mi noción de estar despierta

olvido la sed del jardín

bebo la sombra de esa sombra que baila al viento

me sacio de tiniebla

soy la tiniebla que florece con el toque del agua

 

*

 

Los pájaros emigraron del hilo de luz

no se esperan sus cantos hasta el alba

 

                            No se espera el alba

 

 

Herbert & Alex

 

                              A los Schlenker

 

Las fauces del obturador engullen su cuerpo

mientras subsiste el último crepúsculo

 

El padre se paraliza ante la mirada

de un lente de un hijo de un dios pequeño

que inventa la vida perpetua en un clic

accede a respirar perpetuamente en su pose

aunque sobreviva también el miedo

clic                                            clic

              clic                 

 

El hijo quisiera entrar en la caja oscura

exponer sus poros de plata

al milagro de luz que le imprima

la imagen latente del padre

 

Dispara forzándose a componer el cuadro

elige la intersección de las líneas en los tercios

ubica esos ojos cómplices o esas manos

                                                                  o ese silencio

en el punto exacto de la belleza

 

Se entregan al azar del momento irrepetible

cuando el obturador abre la boca y engulle

la luz antes de que sea tiniebla

el polvo antes de que sea polvo

 

 

Me calzo los crampones

 

me enguanto me encordo

abotono la gana de romper el viento

hundo mi pie en la pared resbaladiza

llora el enlucido trizas de yeso

avanzo a la primera ventana

el cristal me retrata antes de retractarme

me aferro a la cuerda como péndulo de reloj

una queja se desmorona entre los escombros

que alzan a ver mi contorsión cinética

que alzo a ver en el cristal de la tercera ventana

repitiéndome en la retina del rascacielos

cierro los ojos para no repetirme en mi retina

no consigo no ver la película de mí

ya es mío el vértigo verídico

oigo truenos crecientes en el asfalto

aspiro demasiado aire demasiado poluto

trago saliva pierdo sudor en el quinto piso

mi quinto reflejo dice que soy un guiñapo agazapado

sonrío y saludo por si alguien dispara

incrusto las uñas en las rendijas

soporto la gravedad de la ley

no muy lejos no tan fría ni tan blanca está la cima

acampo un rato en la cornisa

la alfombra de Aladino se sacude en el piso dieciséis

su porquería llueve sobre mí en avalancha

evado el polvo en un balanceo temerario

soy un péndulo desbocado marcando las doce

me estabilizo estiro el brazo toco el aire

no hay más pendiente


Sandra De la Torre nació en Quito, Ecuador, en 1971. Es poeta, narradora, guionista, editora. Estudió comunicaciones en University of Nothwestern, de St. Paul, Minnesota. Integró los talleres literarios de FLACSO Ecuador y de la  Universidad Andina Simón Bolívar. Durante veinte años, enseñó las asignaturas de Guion y Producción Dramática a nivel superior. Dicta talleres de escritura creativa para niños y adultos. Es guionista freelance.

Ha publicado, entre otras obras, El hueco en el zapato, Premio Nacional de Poesía Paralelo Cero 2012; Cuando cierro mis ojos, 2013; el poemario sonoro Otoño en Zona Tórrida, 2014; Alma de trapo, 2015; Tormenta de arroz, 2017,  Premio Darío Guevara Mayorga 2017, Nominado de Ecuador al Catálogo IBBY 2020; La vuelta del paraguas, cuento ganador de fondos concursables del Ministerio de Cultura y Patrimonio, 2017; Andinismo en la azotea, Editorial Buenos Aires Poetry, 2019; Niños de agua, Premio Internacional de Literatura Infantil Libresa - Julio C. Coba 2018, Premio Darío Guevara Mayorga, categoría Cuento, 2019. 

-Poemas Buenos Aires Poetry.
-Poemas Blog Batalladepapel.
-Poemas de “Andinismo en la azotea” Tuerto Rey.
-Entrevista a Sandra De La Torre. Youtube La Poderosa Media Project.
-Lector In Fabula. Sandra De La Torre. Círculo de Poesía.

Creado el 1.04.2020

Última actualización: 08/05/2020