English

8º Festival Internacional de Poesía en Medellín

El VIII Festival Internacional de Poesía en Medellín. Se realizó del 12 al 20 de junio de 1998. "Y la muerte no tendrá señorío" es el verso de Dylan Thomas que sirvió de escudo protector, de conjuro. Con este verso se palpó el milagro de la voz: una música esencial, como un oleaje recorriendo todos los cuerpos, haciendo una sola mente.

Sus fechas coincidieron con las del campeonato mundial de fútbol y de las elecciones presidenciales en Colombia. Estos sucesos de gran peso en la vida cotidiana de las multitudes, no impidieron que el Festival se desarrollara con la intensidad necesaria.

Fue el Festival de mayor expansión, respecto a todos los que le precedieron, pues tomaron parte 72 poetas de 44 naciones, de cinco continentes, leyendo sus poemas para una audiencia aproximada a las 120.000 personas. Se dictaron 8 conferencias con un público promedio de 300 personas cada una, en el marco de la III Escuela de Poesía, que contó con ocho cursos. Los poetas participantes fueron en esta ocasión :

Joachim Sartorius (Alemania), Saúl Yurkievich, Hugo Mujica y Pablo Narral (Argentina), Lionel Fogarty (poeta aborigen australiano), Bernard Widder (Austria), Noureni Tidjani Serpos (Benim), Thiago de Mello (Brasil), Chang Soo Ko (Corea del Sur), Tanella Boni (Costa de Marfil), Alfonso Chase (Costa Rica), Loredana Bogliun (Croacia), Nancy Morejón y Gerardo Fernández Fe (Cuba), Erik Trigger Olessen (Dinamarca), Abdouhraman Wáberi (Djibouti), Jorge Enrique Adoum (Ecuador), Mohammed Ibrahim Abu-Sinnah (Egipto), Justo Jorge Padrón (España), Julie Patton (Estados Unidos), Nicole Laurent-Catrice y Josée Lapéyrere (Francia), Tassos de Negris (Grecia), Ernest Pépin (Guadalupe), Carmen Matute y Héctor Rodas (Guatemala), Jaap Blonk (Holanda), Juan Ramón Saravia (Honduras), Ferenc Szónyi (Hungría), Ramakanth Rath (India), John Deane (Irlanda), Khal Torabully (Islas Mauricio), Edoardo Sanguineti y Claudio Pozzani (Italia), Mutabaruka (Jamaica), Takashi Arima (Japón), Mateja Matevski (Macedonia), Roberto López Moreno (México), Malangatana Gwenya (Mozambique), José Carr (Panamá), Mario Casartelli (Paraguay), Arturo Corcuera (Perú), Fernando Echevarría (Portugal), Vahé Godel (Suiza), Mazisi Kunene (Suráfrica), Sainkho Namtchylak (Tuva), Clemente Padín (Uruguay), Rafael Cadenas (Venezuela), el indígena mapuche chileno Elicura Chihuailaf, el indígena yanacona colombiano Freddy Chicangana, los indígenas arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta Juan Marcos Pérez y Manuel Chaparro, y los colombianos Alvaro Miranda, Armando Romero, Rogelio Echavarría, Samuel Vásquez, Julián Malatesta, Jairo Guzmán, Jorge Torres, Pablo Montoya, Víctor Raúl Jaramillo, Edgar González, Gustavo Tatis Guerra, Mario Angel Quintero, Edgar Trejos, Carlos Enrique Sierra, Olga Lucía Estrada, Liliana Ladrón de Guevara, Pedro Olivella, Andrés Nanclares y Sabas Mandinga.

Paralelamente se desarrolló la III Escuela de Poesía de Medellín, en la que dictaron ocho conferencias y algunos cursos, entre otros, los poetas Saúl Yurkievich, Josée Lapeyrére, Bernhard Widder, Julie Patton, Sainkho Namtchylak, Oscar Gonzáz y Clemente Padín. El VIII Festival logró un estado alto, tanto en su convocatoria como en su irradiación, realizándose 73 recitales en once ciudades del país y cuatro municipios de Antioquia. 26 idiomas poblaron los auditorios, el cielo de la ciudad como una babel recuperada para la comunicación entre los seres. Se reafirmó en su esencia, en su actitud de condensar la fuerza espiritual de todos los participantes.

Última actualización: 17/07/2018